Vision en la Infancia

Se debe preservar la visión desde que el niño nace para evitar que los problemas visuales se conviertan en un obstáculo para el crecimiento y buen desarrollo de ellos, con la convicción de que un niño que no ve bien pierde la concentración, se distrae, hasta a veces manifiesta una mala conducta y no puede aprender bien, y para peor su entorno piensa que el factor de su bajo nivel de aprendizaje es su coeficiente intelectual, mientras que en realidad es solo su mala visión. Esto reafirma la necesidad de una revisión visual desde el nacimiento.
De los cinco sentidos, la vista es el más utilizado, nos provee el mayor porcentaje de la información que nos rodea ya que el ojo humano es de los órganos más desarrollados y tiene una gran sensibilidad, por lo que es fundamental protegerlo.
Existe más de una razón para cuidar nuestra visión y prevenir enfermedades oculares desde la infancia.
El cuidado de la salud visual de los más pequeños se apoya en tres pilares esenciales:
  • Los padres: que son los primeros en estar alertas y tener en cuenta cualquier signo visual del niño que les llame la atención.
  • El oftalmólogo: quién desde la primera visita se encarga de realizar un examen de agudeza visual en profundidad para determinar que defecto refractivo puede presentar el niño.
  • El Óptico Técnico Contactólogo: recibe al paciente que se acerca con la receta del oftalmólogo. Asiste en la elección de los anteojos aéreos o lentes de contacto ideales para las características de cada uno de los pequeños pacientes.
La paciencia y el trabajo coordinado en forma dinámica por parte de los padres, del médico oftalmólogo y el óptico especializado serán las claves para que el paciente sienta seguridad y confianza, logrando así los mejores resultados.
La diversidad de posibilidades hace necesario el trabajo de profesionales de la salud especialmente formados y entrenados para la adaptación del lente aéreo o de contacto más apropiado.
Debemos ser conscientes que la necesidad de examinar la salud visual de los niños es una manera de contribuir para una mejor calidad de vida y asimilación de la enseñanza para ellos y contribuir en la interacción con su entorno.

Nelson R. González Sanso
Profesor en Óptica y Contactología